¿Sabes qué hacer cuando tu bebé recién nacido llega a casa por primera vez?

Los primeros días a partir del primero en el hospital son tan importantes para ti como lo son para tu bebé. Como nuevos papás, habrán pasado por muchas emociones que los mantendrán entusiasmados. Como nueva mamá, estarás agotada emocional y físicamente. Como nuevo papá, te sentirás es probable que te sientas un poco abrumado por tus nuevas responsabilidades. Los primeros días en casa son un momento perfecto para respirar profundamente, sentarse y relajarse, y dedicar algo de tiempo solo para ti.

Durante sus primeros días en casa, puede ser prudente limitar la cantidad de visitas que recibes en su hogar. Además de tu familia inmediata y buenos mas cenaros, es posible que quieras pedirle a otros amigos que esperen una o dos semanas antes de que que lleguen a visitarte con regalos y quieran cargar al nuevo bebé. Necesitas tiempo para recuperarte e instalarte en una nueva rutina, la cual incluye a tu bebé durmiendo, comiendo y a algunas veces llorando.

Si eres mamá primeriza, deberás poner especial atención a la forma en que te estás sintiendo para que la depresión post-parto no te sorprendan inesperadamente. Es normal  que te sientas un poco molesta y triste durante las primeras dos semanas después de dar a luz ya que tu cuerpo está pasando por algunos cambios físicos importantes después del nacimiento de tu bebé. Tus hormonas cambiarán y es probable que sientas falta de sueño.

Todo esto puede afectar la forma en que te sientes y deberás ser paciente contigo misma, comprende que todos estos sentimientos son normales, y que en un par de semanas las cosas se sentirán mucho mejor. Si notas que te sientes  cada vez más deprimida y te resulta difícil cuidar de ti y tu familia, debes consultar a tu médico para que pueda determinar si padece una afección llamada depresión posparto.

Síntomas de la depresión pos-parto

• Fuertes y abrumadores sentimientos de tristeza y depresión acompañados de llanto.
• Tener poca o sin energía.
• Tienes sentimientos de culpa  o te sientes poco util
• Pierdes el interés en tu bebé o por el contrario, estar demasiado preocupada por tu bebé.
• Aumentas de peso y comes en exceso.
• Pérdida de peso y dejas de comer.
• Tienes miedo de lastimarte a ti misma o a tu bebé.
• Insomnio.
• Duermes demasiado y te cuesta trabajo despertarte.

Durante los primeros días en tu casa, tu familia debe ajustarse al nuevo miembro de la familia. Si tienes otros niños en casa, puede que te enfrentes con sentimientos de celos ya que el nuevo bebé ocupa el primer plano y la mayoría de las atenciones. Asegúrate de incluir a tus otros hijos en las actividades cotidianas que forman parte de la rutina del nuevo bebé. Es buena idea dejar que los niños mayores te ayuden a cambiar pañales, darle de comer o simplemente sentarlos y permitirles cargar a su nuevo hermanito (siempre y cuando sean lo suficientemente grandes como para hacerlo).

Este es tu momento para adaptarte a los cambios en tu vida y adaptarte a una rutina cómoda … ¡al menos por el momento!

Te invito a leer mi guía de crecimiento de tu bebé para más consejos.