fbpx

¿Cómo ordenar y arreglar el cuarto de mis niños?

NÄNÄ Baby and Toddler

Logo NÄNÄ

Iniciaré este artículo con una idea en particular que me gustaría que mantengas en mente conforme vamos avanzando y es que el cuarto de tu bebé debe tener la capacidad de crecer a la medida que crece tu hijo, es decir que los muebles deberá adaptarse a las diferentes etapas de crecimiento de un niño. Pero esto no debe ser un tema que te preocupe, al contrario, es una oportunidad para hacer planes y actividades con tus hijos y cumplir metas mientras se divierten y con diversión no solo hablo de tus hijos, sino de ti como mamá.
Podemos decir que el cuarto de tu hijo (en la infancia) tendrá tres momentos distintos a lo largo del tiempo:

  • Desde que es un bebé hasta la niñez
  • Hasta los primeros años de primaria
  • Hasta la adolescencia.

Si planeas bien estos arreglos y eliges bien los muebles, reducirás gastos y obtendrás una habitación renovada.

Involucra a tu niño

Es muy importante que tu hijo (después de los 3 años) sea parte de las decisiones que se toman y se le involucre (al final es su cuarto sobre el que vamos a trabajar). Te recomiendo que les pidas ayuda para elegir el color de las paredes, el tema de las sábanas y algún otro artículo que consideres importante. También es importante que te mencione que muchas veces los niños pueden tener un criterio de diseño y gustos por colores muy diferentes a los nuestros, para evitar que se te salga de las manos esta actividad o peor aun, que termine en llanto, trata de persuadir a tu hijo y encuentra formas sutiles de decir que no a alguna elección. Una buena idea es que si elige un color muy alejado de lo que esperabas, tu elijas otro que sea opuesto y traten de llegar al punto medio como acuerdo.

Muebles para niños que crecen con el

Uno de mis favoritos es la cama-cuna o cunas convertibles, ya que se puedan adapatar a uchas necesidades como cajoneras, buroes, cambiadores y se hacen una cama para cuando tu bebé ya se está haciendo un niño grande. Por su puesto existen otras opciones, como el de elegir una cama infantil ya que el tamaño  te da la opción de que tu bebé pueda gatear en el, que tu te puedas acostar a leer un cuento o simplemente consolarlos en esas noches que se despiertan con miedo… además de que durará mas tiempo hasta que tengas que cambiar de cama. Mi consejo para este momento de elección es que  si estas por comprar un mueble principal del cuarto de tu hijo (como la cuna o la cama), evites comprar una con un tema muy definido; por ejemplo, una cama de princesa de Disney puede ser lo más popular ahora, pero probablemente no va a ser tan popular en unos años o le va a causar incomodidad una vez que tu niña entre en la adolescencia.

Definiendo el estilo

Lo más común es que los niños quieran siempre los colores mas fuertes y vívidos además de combinarlos con diferentes formas: Paredes con flores, rayas o cuadros; todos son excelentes fondos cuando sabemos combinarlos de la mejor forma. Intenta que las paredes queden en un color neutro con algunos detalles que puedan ser en los colores de elección de tu hijo, para las sábanas puedes intentar con tonos claros que puedan combinar fácilmente con cortinas, un tapete y cojines. De esta forma, puedes cambiar los colores de los accesorios conforme tu niño va creciendo y sus gustos e intereses cambian (también evitas el desastre de tener que pintar otra vez el cuarto).

Conclusión

Cuando estés por elegir muebles para niños, ten en cuenta que los muebles para el cuarto de tu niño pueden terminar siendo los muebles de su cuarto el día de mañana que ya sea un adolescente.  Recuerda que es necesario que los muebles de la habitación de una niña sean tan diferentes a los de un niño, siempre hay opciones con buen diseño que se pueden adaptar para ambos. Es mejor que las paredes queden pintadas de un color neutro y los detalles estén de un color más llamativo. Puedes incluir otros artículos decorativos que combinen con el estilo como cortinas, sábanas y edredones,cajoneras,  cambiadores,cojines y tapetes. El mobiliario infantil debe ser práctico, fácil mantenimiento, buen diseño y de preferencia que no tenga temas.

Dele a tu hijo la oportunidad de dar su opinión y ser tomado en cuenta, pero recuerde que al final tu puedes tomar la decisión. Permite que tu hijo elija el color de algún detalle en la pared, (ya que es mas fácil de modificar en un momento dado) y cuéntame en los comentarios como te fue.

Creo que te podría interesar mi guía para decorar el cuarto de tu bebé.